Sin categoría

Análisis del nuevo Real Decreto-Ley 15/2018 en medidas de autoconsumo

En este artículo hacemos un repaso a los cambios más significativos de la nueva ley de autoconsumo, que modifica la antigua «ley de impuesto al sol».

Por fin ha llegado una ley que apuesta por las energías renovables. Ya era hora que en un país como éste, con una gran cantidad de horas de sol, se impulsara una medida como ésta. Se aprueba el Real Decreto Ley 15/2018, de 5 de octubre, de medidas urgentes para la transición energética y la protección de los consumidores. Este Real Decreto modifica notablemente el publicado por el Partido Popular, Real Decreto 900/2015, conocido popularmente como «ley de impuesto al sol».

En este artículo queremos centrarnos en el análisis de este decreto en cuanto a medidas de autoconsumo se refiere.

Básicamente, las mejoras y los beneficios se pueden resumir en puntos clave:

  1. Se simplifican los trámites burocráticos y técnicos
  2. Se reconoce el derecho al autoconsumo compartido
  3. Se reconoce el derecho a autoconsumir energía eléctrica sin peajes ni cargos.

La modificación más celebrada por todos podríamos decir que es la anulación del famoso «impuesto al sol», ya que en el punto 5 del artículo 9 «Autoconsumo de energía eléctrica» del título 2, dice:

«5. La energía autoconsumida de origen renovable, cogeneración o residuos estará exenta de todo tipo de cargos y peajes”

Mediáticamente este artículo es muy valioso, ya que a partir de ahora, nadie podrá decir que tener paneles solares en casa es ilegal. Queda por tanto, derogado el cargo que se imponía a la persona consumidora de energía generada por su propia instalación.

En la nueva ley, además, se simplifica la clasificación de las instalaciones de autoconsumo, y se distinguen dos tipos de modalidades de autoconsumo:

  1. Autoconsumo sin excedentes. Es decir, cuando la instalación cuente con un dispositivo físico que impida la inyección de energía a la red de distribución. En este caso sólo existirá un tipo de sujeto: el sujeto consumidor.
  2. Autoconsumo con excedentes. Cuando la instalación de autoconsumo pueda, además de suministrar energía para el autoconsumo, inyectar los excedentes de energía a la red de distribución. En este caso existirán dos tipos de sujetos: el consumidor y el productor.

Los beneficios y las mejoras más significativas afectan sobre todo a la modalidad de autoconsumo sin excedentes. En este sentido, podemos decir que:

  • Se simplifican los trámites burocráticos para legalizar una instalación de autoconsumo sin excedentes de hasta 100Kw. Sólo se someterán a lo que disponga el reglamento electrotécnico de baja tensión. De esta manera nos ahorramos certificaciones, homologaciones, condicionantes técnicos que eran requeridos en el anterior Real Decreto.
  • No es necesario que el titular de la instalación sea el mismo que el titular de la instalación de consumo. Hasta ahora, la ley impedía este caso y esta modificación abre las puertas a que por ejemplo, un propietario de un inmueble sea el titular de la instalación de autoconsumo y arriende su vivienda, por lo que el titular de la instalación de consumo podrá ser el inquilino sin ningún impedimento.
  • Se elimina la exigencia del segundo contador. Este punto es uno de los que más impacto tendrá. La antigua ley obligaba a instalar un dispositivo normalizado por la compañía eléctrica que midiera la energía solar generada. Esta medida se anula, haciendo más económica la instalación de un equipo de autoconsumo.
  • Se permite contratar la potencia que uno quiera. Queda derogada, por tanto, la prohibición de instalar más potencia solar que la potencia contratada. ¿Qué beneficios podemos extraer de esta modificación como autoconsumidores? Pues que por ejemplo, si utilizamos baterías para almacenar nuestra energía, podremos reducir la contratación del término fijo de potencia contratada a la compañía eléctrica, lo que hará disminuir notablemente nuestra factura eléctrica.

 

Finalmente, la nueva ley también reconoce el derecho al autoconsumo compartido. Son aquellas en las que participan varios consumidores y están conectadas a la red de baja tensión derivada del mismo centro de transformación. Por ejemplo, bloques de vecinos o incluso edificios municipales.

Desde Portena Energy esperamos que la cultura del autoconsumo esté cada vez más presente en nuestro día a día y aprovechemos la ventaja que tenemos en este país en cantidad de horas de luz solar para poder hacer nuestro planeta, un poco más sostenible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *